NATURAL NEWBORN

No hay nada como un bebé

recién nacido.

Ojos adormecidos, dedos

diminutos, una suavidad de otro

mundo.

Delicados, tiernos y aún ajenos

al mundo, estos pequeños

pueden conquistar los

corazones más duros.

En una sesión de Natural de Recién Nacido buscamos guardar esos volátiles y hermosos detalles en su entorno hogareño único, con su familia, sus juguetes, su ropita.

Estas sesiones son distintas a esas fotos en que los bebés son “posados” con ciertos atuendos y adornados con lindos accesorios. Yo creo que los bebés son lo suficientemente lindos y no necesitan trucos para que eso

se note. Es por eso que solo usamos la manta que tejió la abuela, la muñeca de trapo que le trajo la madrina, la cama de los papás o del bebé. Todo lo que compone la vida “real” del bebé y su familia.

La sesión debe realizarse entre el día 5 y 12 de la vida del bebé, antes de que el pequeño empiece a desplegarse y estar más alerta.

Es recomendable reservar la sesión antes del nacimiento.